Problemas de aprendizaje en los niños.

Escrito por Elaprenderysusproblemas 27-02-2018 en Educativo. Comentarios (0)

¿Cómo identificar los problemas de aprendizaje en los niños?



Los problemas de aprendizaje afectan a 1 de cada 10 niños en edad escolar. Estos problemas pueden ser detectados en los niños a partir de los 5 años de edad y constituyen una gran preocupación para muchos padres, ya que afectan al rendimiento escolar y a las relaciones interpersonales de sus hijos. Un niño con problemas de aprendizaje suele tener un nivel normal de inteligencia, de agudeza visual y auditiva.

Es un niño que se esfuerza en seguir las instrucciones, en concentrarse y portarse bien en su casa y en la escuela. Su dificultad está en captar, procesar y dominar las tareas e informaciones, y luego en desarrollarlas posteriormente. El niño con ese problema simplemente no puede hacer los mismo que los demás, aunque su nivel de inteligencia sea el mismo. 

Podemos decir que un niño presenta dificultades específicas de aprendizaje cuando presenta dificultades en la adquisición y desarrollo de habilidades instrumentales básicas como son la lectura, la escritura o el cálculo. Todos los niños al inicio de estos aprendizajes pueden presentar problemas o dificulatdes pero cuando estos persisten, podemos estar hablando de dificultades de aprendizaje. 

Estas dificultades tienen una base neurobiológica que afecta a los procesos cognitivos implicados en el lenguaje, la lectura, la escritura y/o el cálculo aritmético, (atención, memoria y percepción) con implicaciones importantes para el desarrollo académico. 

8 pistas para detectar problemas de aprendizaje en los niños

El niño con problemas de aprendizaje específicos presenta patrones poco usuales, a la hora de percibir las cosas en el ambiente externo. Sus patrones neurológicos son distintos a los de otros niños de su misma edad. Sin embargo, tienen en común algún tipo de fracaso en la escuela o en su comunidad.

Cuando un niño tiene problemas para procesar la información que recibe, le delata su comportamiento. Los padres deben estar atentos y observar las señales más frecuentes que indican la presencia de un problema de aprendizaje:

- Dificultad para entender y seguir tareas e instrucciones.

- Problemas para recordar lo que alguien le acaba de decir.

- Dificultad para dominar las destrezas básicas de lectura, deletreo, escritura y/o matemática, por lo que fracasa en el trabajo escolar.

- Dificultad para distinguir entre la derecha y la izquierda, para identificar las palabras, etc. Puede presentar tendencia a escribir las letras, las palabras o los números al revés.

- Falta de coordinación al caminar, hacer deporte o llevar a cabo actividades sencillas como sujetar un lápiz o atarse el cordón del zapato.

- Facilidad para perder o extraviar su material escolar, libros y otros artículos.

- Dificultad para entender el concepto de tiempo, confundiendo el 'ayer', con el 'hoy' y/o 'mañana'.

- Tendencia a la irritación o a manifestar excitación con facilidad.

¿Cuales son las características de los Problemas de Aprendizaje?


Los niños que tienen Problemas del Aprendizaje con frecuencia presentan, características y/o deficiencias en:

Lectura (visión): El niño se acerca mucho al libro; dice palabras en voz alta; señala, sustituye, omite e invierte las palabras; ve doble, salta y lee la misma línea dos veces; no lee con fluidez; tiene poca comprensión en la lectura oral; omite consonantes finales en lectura oral; pestañea en exceso; se pone bizco al leer; tiende a frotarse los ojos y quejarse de que le pican; presenta problemas de limitación visual, deletreo pobre, entre otras.

Escritura: Invierte y varía el alto de las letras; no deja espacio entre palabras y no escribe encima de las líneas; coge el lápiz con torpeza y no tiene definido si es diestro o zurdo; mueve y coloca el papel de manera incorrecta; trata de escribir con el dedo; tiene un pensamiento poco organizado y una postura pobre.

Auditivo y verbal: El niño presenta apatía, resfriado, alergia y/o asma con frecuencia; pronuncia mal las palabras; respira por la boca; se queja de problemas del oído; se siente mareado; se queda en blanco cuando se le habla; habla alto; depende de otros visualmente y observa al maestro de cerca; no puede seguir más de una instrucción a la vez; pone la tele y la radio con volumen muy alto.

Matemáticas: El alumno invierte los números; tiene dificultad para saber la hora; pobre comprensión y memoria de los números; no responde a datos matemáticos.

¿Cómo reaccionan los padres ante un Problema de Aprendizaje?


Muchas veces cuesta aceptar que un hijo pueda tener dificultades para desenvolverse adecuadamente durante su formación escolar, olvidando que una mirada comprensiva contribuye, no solo a enfrentar una realidad que se asume como "nefasta", sino a eliminar sentimientos de culpa ante una situación inesperada.

En todos los casos más que el fracaso mismo en el colegio, son las reacciones de los padres y la de los profesores ante estas dificultades las que tienen un efecto devastador en la personalidad de los chicos, y no exagerando, venimos escuchando todos estos años cómo viven los padres los problemas de sus hijos, cómo la vida toda de la familia se altera; sintiéndose los chicos culpables por todo el desorden que pasamos a describir.

La mayoría de los padres pasan por etapas emocionales similares después de haberse enterado de que sus hijos tienen Problemas de Aprendizaje:

-Sentimiento de conmoción como el de una pérdida: la pérdida del niño perfecto que los padres esperaban.

-Sentimiento de confusión: la maestra debe estar equivocada, se buscan otras opiniones, y seguramente se apegan a la opinión, que les señala que su hijo no tiene nada.

-Etapa de culpabilización mutua: debe ser por tu familia; tú también tuviste problemas en el colegio.

-Irritación, enojo.

-Etapa de aceptación: Los especialistas deben saber que los padres no pueden comprender el problema la primera vez que se les explica; debe considerarse que hay un proceso (no siempre corto) de asimilación del problema. En muchas ocasiones los padres pueden presentar sentimiento de hostilidad, incredulidad ante los exámenes y duda de la capacidad profesional de maestros y psicólogos; todos estos no son sino la expresión de la gran frustración que sienten los padres. Algunos al enterarse del problema del hijo señalan: “Yo también era así y hoy no tengo nada”.

El hecho de tener un hijo con problemas en ocasiones origina una disminución en la autoestima de los padres y consecuentemente los sentimientos de estos hacia sus hijos determinan en mucho las actitudes que los niños con problemas pueden tener hacia el aprendizaje y hacia sí mismos. Se ha demostrado que los niños con Problemas de Aprendizaje son muy sensibles a los estados de ánimo de sus padres; saben cuando sus padres están molestos, defraudados o avergonzados; son además muy conscientes de la frustración y malestar que han ocasionado en sus padres. También se sabe que los niños con Problemas de Aprendizaje son más vulnerables a la tensión y a los problemas familiares.

El rol del docente ante los Problemas de Aprendizaje.

Hoy existe una gran cantidad de niños con Problemas de Aprendizaje, por otro lado el sistema educativo tiene como objetivo una escuela que sea incluyente. Por lo tanto el rol del docente está en constante evolución y ha dejado de ser aquel profesor que tenía determinado ritmo de aprendizaje y que enseñaba de cierta manera; esperando que fuera el educando que se adaptara a su forma de enseñar. 

El docente debe asumir una nueva manera de deber la escuela, una en donde todo niño tiene un espacio y las facultades para aprender cualquier materia. Por lo que es capaz de construir conocimiento, elaborar información, transformar, interpretar y responder. De ahí el docente debe encontrar una forma de enseñar, que se adecue a las diferentes necesidades de sus educandos. El papel del docente no es simplemente ser instructor. Debe ser adaptable, recursivo, flexible, capaz de emitir juicios y adecuar su actuación a las características de sus estudiantes.

Es importante manejar una actitud positiva hacia el niño con problemas de aprendizaje ya que esto va a incidir en la motivación del estudiante hacia la clase o asignatura del docente.

El papel que desempeña el docente hoy es variado y pluralista, pues se enfrenta a diferentes situaciones y características individuales a las cuales debe buscar alternativas de solución para alcanzar sus objetivos educativos, sociales y afectivos. Esta solución puede darse en diversidad de tiempos, es decir en algunos casos más rápido o más lento. Por lo cual debe ejercer cualidades tales como la paciencia, la creatividad; adaptando a su estilo personal cada estudiante en particular.

En cuanto al objetivo educativo el docente creara un ambiente de aprendizaje que lleve al estudiante a construir su propio conocimiento, tomando el estudiante la iniciativa de hacerlo, es allí donde el rol del maestro toma una importancia magistral haciendo de su estudiante un aprendiz con la suficiente motivación para querer aprender, querer participar y ser protagonista del proceso de aprendizaje.